Cámara Badajoz

Mediación

 

1.- ¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN?

La mediación es un procedimiento VOLUNTARIO, mediante el cual dos o más partes involucradas en un conflicto, trabajan con la ayuda de un mediador IMPARCIAL para intentar llegar a sus propias soluciones para resolver sus diferencias. Es un Procedimiento caracterizado por:

 

VOLUNTARIEDAD Y LIBRE DISPOSICIÓN
IGUALDAD ENTRE LAS PARTES
NEUTRALIDAD
CONFIDENCIALIDAD
CALIDAD
RAPIDEZ
FACILIDAD DE ACCESO
TRANSPARENCIA
FORMACIÓN

 

2.- ¿A QUIEN VA DIRIGIDA LA MEDIACIÓN?

  • Conflictos entre las relaciones mercantiles en pequeña, gran y  mediana empresa
  • Conflictos entre particulares y empresas
  • conflictos internos en empresas
  • Asuntos de familia
  • Reclamaciones por seguros
  • Reclamaciones de responsabilidad civil
  • Conflictos sucesorios
  • Comunidades de vecinos
  • Ejecuciones hipotecarias

 

3.-VENTAJAS DE LA MEDIACIÓN CON RESPECTO  A LA JURISDICCIÓN ORDINARIA

MEDIACIÓN TRIBUNALES
CONTROL TOTAL del Proceso y del resultado por las partes. Control del Proceso y el resultado por parte del Juez.
El acuerdo se adopta LIBREMENTE por los interesados con la ayuda del mediador.  Se soluciona por una imposición del Juez.
RAPIDEZ. Es un procedimiento muy rápido Procedimiento muy lento.(  El plazo medio para resolver una demanda ante un tribunal español de Primera Instancia es de 296 días)
AHORRO. Menor coste económico para las partes. Mayor coste económico para las partes.
FACIL ACCESO a la Justicia. Técnica de mediación basada en el dialogo, comunicación y mediación neutral por parte del mediador. Hay una colaboración entre las partes y el mediador  para llegar a una solución beneficiosa y amistosa. Imposición por parte del Juez. Basado el procedimiento en la confrontación, donde hay un ganador y un perdedor que decide el juez.
Procedimiento A MEDIDA. En  la mediación, las partes  llevan las riendas del proceso, asumen el protagonismo y diseñan una salida a la medida de ambos, lo que permite alcanzar soluciones más imaginativas. En una disputa por impago, por ejemplo, puede optarse por un pago a plazos de la deuda, algo que sería impensable en un proceso judicial. Las soluciones que aporta la Justicia se ajustan siempre a criterios estrictamente jurídicos y no siempre satisfacen a ambas partes.
Posibilidad de REANUDAR dialogo y relaciones comerciales entre las partes. Normalmente tras un procedimiento judicial esas partes ya no vuelven a realizar actividades comerciales aunque resultara beneficioso.

 

Más información