Cámara Badajoz

La economía española modera gradualmente su crecimiento pero se mantiene por encima de la media europea

La economía española modera gradualmente su crecimiento pero se mantiene por encima de la media europea

La economía española cerró el tercer trimestre del año 2018 con un crecimiento del PIB del 2,4% interanual, tasa ligeramente desacelerada respecto a la registrada el trimestre precedente y medio punto inferior a la obtenida en el mismo trimestre del año pasado, de acuerdo con los datos de Contabilidad Nacional Trimestral publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

 

En todo caso, este crecimiento fue 8 décimas porcentuales superior al registrado en la zona euro y 6 décimas mayor al experimentado por el conjunto de la Unión Europea.

 

La evolución descrita se ha basado en una menor aportación al crecimiento interanual de la demanda nacional. En concreto, esta aportación fue de 2,8 puntos porcentuales en el tercer trimestre, 3 décimas por debajo de la obtenida el trimestre precedente. Por el contrario, la aportación de la demanda externa se mantuvo en negativo (-0,4 puntos porcentuales en el tercer trimestre), aunque ha reducido su magnitud absoluta en 2 décimas.

 

Desde el punto de vista sectorial, la construcción mantiene su vigor (tasas de avance del 7,1% interanual), con una trayectoria estable en el ámbito de los servicios (crecimiento interanual del 2,6%) y una paulatina desaceleración en la industria (1,2%, frente al 2,0% del trimestre precedente). La agricultura, por su parte, ha experimentado una caída del 1,5% interanual en el tercer trimestre del ejercicio.

 

El mantenimiento del pulso de la actividad económica agregada ha permitido que la creación de empleo haya continuado elevada durante este tercer trimestre. En concreto, el empleo medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo creció un 2,5% interanual, tasa similar a la del segundo trimestre, alcanzándose 450.000 puestos de trabajo creados en un año.

 

Los datos aportados permiten asimismo destacar que la productividad del factor trabajo decreció durante este trimestre, continuando con la tendencia de periodos precedentes, mientras que los costes laborales prosiguen su senda alcista con un aumento del coste laboral unitario en el tercer trimestre del 1,2% interanual (0.8% en el segundo trimestre).

 

Esta circunstancia es especialmente relevante por cuanto la última Encuesta sobre Perspectivas Empresariales de la Cámara de España revelaba que la principal preocupación de las empresas españolas para 2019 es, tras el dinamismo de la demanda nacional, el incremento en los costes laborales.

 

Perspectivas

 

El contexto en el que se desenvuelve la economía española mantiene las incertidumbres apuntadas en trimestres anteriores. La desaceleración de la economía mundial parece un hecho, coincidiendo con la escalada proteccionista entre las principales potencias económicas. A su vez, en endurecimiento de la política monetaria por parte del Banco Central Europeo a lo largo de 2019 también se descuenta, aunque existe la incertidumbre sobre la intensidad de la subida de tipos, dados los síntomas de debilidad que se aprecian en la economía europea.

 

Desde el punto de vista interno, los problemas territoriales, la incertidumbre política y el previsible aumento de la presión fiscal tampoco favorecen el crecimiento económico. Solo el precio del petróleo parece que ha dado un respiro, que se podría mantener a los largo de 2019 dada la menor demanda de crudo pronosticada.

 

Con este panorama, la Cámara de Comercio de España prevé que el crecimiento del PIB siga moderándose en el corto plazo. De acuerdo con las últimas previsiones, la economía española podría cerrar el año 2018 con un crecimiento del 2,5%, ralentizándose 3 décimas en 2019, hasta alcanzar el 2,2%.

 

La creación de empleo se mantendrá, aunque a menor ritmo que en años anteriores. Se estima que en el conjunto de 2018 se creen 430.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, mientras que para 2019 se prevé que esta cifra se sitúe en 330.000 empleos, alcanzándose una tasa de media de paro del 14,1%. Previsiones que quedan asimismo avaladas por la última Encuesta sobre Perspectivas Empresariales de la Cámara, que refleja el mantenimiento de las expectativas favorables de las empresas españolas para 2019, en niveles superiores a los del conjunto de sus homólogas europeas.

 

En este escenario, la Cámara de España insiste en recomendar reducir el endeudamiento de la economía española, cumpliendo los objetivos de déficit comprometidos, y en acometer las reformas estructurales pendientes con el objetivo de dinamizar la economía e incrementar la productividad.

 

Motores del crecimiento

 

La menor aportación al crecimiento de la demanda nacional durante el tercer trimestre del año estuvo basada en una leve moderación del consumo de los hogares (avance del 2,1% interanual frente al 2,2% del segundo trimestre) y de la formación bruta de capital fijo (crecimiento del 5,5% en el tercer trimestre frente al 7,0% del trimestre previo).

 

Esta menor aportación de la demanda nacional ha sido compensada en parte por la demanda externa, aunque en este caso, se debió más a un crecimiento de las importaciones mucho más atenuado que en el trimestre precedente (2,5% interanual en el tercer trimestre frente al 4,6% del segundo). Las exportaciones también crecieron a menor ritmo, aunque en este caso la desaceleración se quedó en un punto porcentual (avance del 1,3% interanual en el tercer trimestre, frente al 2,3% del segundo).

 

www.camara.es