Cámara Badajoz

La Cámara de Comercio de Badajoz genera superávit en el ejercicio de 2019

La Cámara de Comercio de Badajoz genera superávit en el ejercicio de 2019

Satisfacción en el Pleno corporativo de la Cámara de Comercio de Badajoz, reunido esta tarde, en el que se han aprobado por unanimidad de los asistentes las cuentas anuales del 2019 - el primero gestionado por el actual equipo directivo -, que ha conseguido cerrar el año con superávit.

El superávit, que asciende a 117.000 euros, supone el mejor resultado de los últimos cinco años. Hay que destacar que, en los cuatro años anteriores, gestionados por el equipo saliente, el resultado fue de pérdidas en todos los casos. Y, además de este superávit, se han conseguido otros objetivos propuestos como la transparencia y la cercanía al sector empresarial. 


Nuevo rumbo, por tanto, en la institución cuyo presidente, Mariano García, ha calificado esta reunión “de las que hacen historia” y ha destacado el éxito colectivo de todo el equipo y el enfoque hacia la empresa y el empresariado que desde el primer momento se dio desde COEBA, la Confederación Empresarial de Badajoz. La idea de la nueva Cámara es llegar a ser un proyecto común de todo el colectivo empresarial, un nuevo enfoque global e inclusivo para los nuevos tiempos. 


Este cambio de escenario se produce además en un momento crucial, provocado por la actual crisis, en el que los empresarios de la provincia van a necesitar su Cámara de Comercio más que nunca, y va a ser decisivo que cuenten con una institución empresarial fuerte, sólida, con capacidad para dar respuesta a los problemas y que sea activa en la búsqueda de soluciones a los problemas económicos que se avecinan. 


En esta línea, la nueva Cámara ha desplegado un plan de expansión durante los últimos dos años y actualmente cuenta con mucha más presencia en el territorio de la provincia de Badajoz. Gracias a la colaboración con la Diputación Provincial de Badajoz y a los Ayuntamientos de Almendralejo, Mérida, Villafranca de los Barros y Villanueva de la Serena, cuenta ya con 10 delegaciones abiertas y funcionando a pleno rendimiento, a las que se van a sumar próximamente otras 3, para cerrar el año 2020 con 13 delegaciones. Se ha hecho un gran esfuerzo para que esto sea posible y el resultado es que, actualmente, la cámara tiene capacidad para prestar sus servicios a lo largo y ancho de toda la provincia, algo que se ha destacado de forma muy especial. 

 


Actividades destinadas a la innovación, la internacionalización, la formación, la inserción laboral, el emprendimiento y la promoción empresarial como protagonistas 

 

La Cámara cierra además un año muy productivo en materia de actividades destinadas a la innovación, la internacionalización, la formación, el emprendimiento y la promoción empresarial. En los últimos dos años, la Cámara de Badajoz ha participado en la gestión de fondos europeos por valor de más de 15,5 millones de euros, de los que se han beneficiado más de mil empresas, profesionales y emprendedores, que han podido crecer gracias a este impulso. 


Entre las actividades principales, se ha incluido la internacionalización y el impulso de las empresas extremeñas en el exterior, poniendo en valor nuestros productos y servicios en todo el mundo. Además del desarrollo de acciones de promoción internacional, se han gestionado en el último año más de dos mil certificados de origen y se han tramitado más de seiscientos visados y certificados comerciales que han hecho posible la labor de nuestros empresarios fuera de nuestras fronteras. 


Por otra parte, el apoyo al sector turístico y al comercio minorista, tan afectado en los últimos meses, también han tenido un gran protagonismo; prestando servicios a más de ochocientos negocios de la provincia que se han incorporado gracias a la Cámara a la novedosa y tan demandada realidad digital. 


Además, se ha obtenido un crecimiento muy significativo en cuanto a formación a través de la creación de la Escuela de Negocios, promoviendo la colaboración con empresas extremeñas de este sector y con otras instituciones educativas a nivel nacional e internacional para traer a nuestra provincia una oferta formativa reglada y de calidad al alcance de todos. 
También ha tenido un papel muy destacado la inserción en el mercado laboral de jóvenes desempleados, gracias la tramitación de numerosas ayudas a la contratación y la gestión de cerca de dos mil currículums recibidos en el nuevo servicio de bolsa de empleo cameral. 


Todas las actividades desarrolladas han sido posibles, según el Presidente de la Corporación, gracias a la profunda colaboración público- privada, que se ha materializado con el apoyo institucional de la Junta de Extremadura a través de la Consejería de Economía y la de Empleo. También se ha hecho evidente la excelente disposición de numerosas entidades privadas, como Ibercaja, que  han hecho posible la articulación de iniciativas como el Club Embajadores de la Cámara de Badajoz, que es a día de hoy un referente en foros regionales y nacionales. 


Hay que destacar que la consecución de esta nueva realidad cameral se ha debido al equilibrio logrado entre los ingresos privados de la Corporación -con la creciente incorporación de nuevos servicios al catálogo cameral- y aquellos procedentes del sector público, que le confieren su condición de entidad “semipública”. 

 

“Orgullosos de ser empresarios” 

 

Como broche final de la sesión plenaria celebrada esta tarde, Mariano García ha destacado el gran orgullo que siente de ser empresario y de representar al sector de Badajoz a través de la Cámara, porque está convencido de que sólo desde el conocimiento de una realidad se puede cambiar el rumbo de las cosas. Y señala que merece la pena el trabajo y el tesón por conseguir un servicio público de calidad, que genere beneficios que reviertan en la sociedad. Como muestra de ello ha confirmado la devolución a la Junta de Extremadura de parte de las subvenciones recibidas, para que puedan ser destinada a beneficiar al sector pacense que se ha visto más afectado por la difícil situación ocasionada por la pandemia del COVID-19.


En estos momentos, la Cámara de Comercio de Badajoz afronta el futuro con realismo, pero también con ilusión, apostando por la defensa y el apoyo al autónomo rural, al pequeño comercio, al sector turístico y hostelero, los servicios y la industria. Todo ello, a través de la formación continua, la innovación, la digitalización y la apertura a los mercados internacionales. 


La nueva Cámara tiene como reto estar más cerca que nunca de los empresarios.