La Cámara de Badajoz fomenta el emprendimiento rural femenino con el programa Samara Rural

La Fundación Caja Extremadura junto a la Secretaria general de empleo (el SEXPE) y las Cámaras de Comercio de Cáceres y Badajoz, han presentado la V edición del Programa “Samara Rural” dirigido a fomentar el emprendimiento de las mujeres en su entorno rural y cuyo objetivo, entre otros, es fijar población.

 

En la presentación han estado presentes, el Secretario General de Empleo y director del SEXPE, Javier Luna, la presidenta de la Fundación, Pilar García, el secretario de la Cámara de Comercio de Cáceres, Raúl Iglesias, el presidente de la Cámara de Comercio de Badajoz, Mariano García y Diana Villarrubia Montero, una emprendedora de Granja de Torrehermosa que ha contado su experiencia como participante en el proyecto y que ha conseguido emprender poniendo en marcha su estudio de diseño gráfico, D I V I M O.

 

“Samara Rural” nace en el año 2018, con el objetivo de luchar contra la despoblación y dar apoyo a las mujeres rurales en situación de desempleo. Apoyo que se materializa con acciones motivadoras de activación para el emprendimiento como la realización de ponencias y talleres.

 

Los Ayuntamientos de las localidades donde se celebra el programa acogieron con entusiasmo su incorporación al programa y lo apoyan cediendo sus instalaciones para el desarrollo de esas ponencias y talleres.

 

Según ha explicado la presidenta de la Fundación en el año 2021, participaron en el programa unas 4.508 mujeres y surgieron 412 iniciativas emprendedoras, “el programa Samara Rural se había convertido en una de las políticas activas de empleo más exitosas a la hora de activar a mujeres desempleadas del ámbito rurales”, destaca.

 

El objetivo para este año es llegar hasta las 6.000 mujeres.

 

Por su parte, Javier Luna, ha dicho que se trata de “un proyecto muy interesante que está llegando a muchas mujeres. Un proyecto dirigido al corazón del empleo femenino. Muy relacionado con las políticas activas de empleo. Ilusionante, que lucha contra la despoblación y busca el apoyo a las mujeres rurales en situación de desempleo”.

 

Tras la pandemia el mercado laboral ha cambiado mucho. Ahora miles de personas trabajan en remoto o compran y venden por internet. La digitalización abre grandes oportunidades al empleo femenino rural.

 

Por eso, la Fundación Caja Extremadura en la cuarta edición del programa, justo ahora hace un año, impulsó junto con la Secretaria General de Empleo y el SEXPE una Lanzadera para el emprendimiento digital para que aquellas mujeres que tuvieran interés en esta materia, tuvieran las claves de los nuevos negocios digitales y pudieran sacarlos adelante. La lanzadera digital, ayuda a la conectividad y al crecimiento de los negocios On line.

 

En palabras de la presidenta de la Fundación, “hoy, un año más tarde, y en esta nueva edición, la Fundación junto con la Secretaria general de empleo y el SEXPE, y las Cámaras de Comercio de Cáceres y Badajoz se unen para continuar dando apoyo a la Mujer Rural.

 

Y nuestro objetivo se centra precisamente en crear ese ecosistema idóneo para que la Mujer que vive en el medio rural se convierta en la principal dinamizadora de su territorio mediante el emprendimiento”, explica.

 

La novedad de esta V edición es la incorporación al programa de las Cámaras de Comercio para que las emprendedoras puedan formarse y culminar sus proyectos. A esto, es lo que hemos denominado, creación del ecosistema de apoyo al emprendimiento rural femenino Samara Emprende.

 

Mariano García, presidente de la Cámara: “La iniciativa empresarial femenina va a ser determinante en el futuro de Extremadura y este programa combina a la perfección ambos elementos”.

 

Los responsables de las Cámaras de Comercio de Badajoz, Mariano García, y de la Cámara de Cáceres, Raúl Iglesias, han destacado que las Cámaras llevan más de 15 años trabajando con el fomento del emprendimiento en la mujer y que pueden aportar al proyecto experiencia, acceso a créditos sin avales a través de convenios que tienen con otras entidades a nivel nacional, espacios de incubación, formación y asesoramiento. Ambos han destacado que el Samara Rural es una herramienta muy valiosa para fijar población y generar empleo.

 

Tal como ha declarado Mariano García, “nuestra ruralidad, que nos define como pueblo y forma parte de nuestros valores, está llamada a ser una palanca de transformación para Extremadura”. “La iniciativa empresarial femenina va a ser determinante en el futuro de Extremadura y este programa combina a la perfección ambos elementos”, ha añadido.

 

Para este año 2022, el objetivo es llegar hasta las 6.000 mujeres y a 10 nuevas localidades; cinco de Cáceres y cinco de Badajoz. Los talleres ya se han realizado en las localidades de Fuente de Cantos, Alcuéscar y Monesterio. Y faltarían por celebrarse en Talayuela, Montijo, Torrejoncillo, Berlanga, Garrovillas, Puebla de la Calzada y Madroñera.

 

Según ha destacado la presidenta de la Fundación, Pilar García Ceballos-Zúñiga, “el programa Samara Rural ha sido reconocido a nivel nacional como un proyecto de una enorme proyección no sólo por su naturaleza sino por el perfil de personas a las que está orientado”.

Fondo Europeo de Desarrollo Regional

Una manera de hacer Europa

Empleo juvenil
Eu - Web
FSE

Boletín de la Cámara

Si quieres suscribirte a nuestro boletín déjanos tus datos:


Debes aceptar la política de privacidad
Enviando
Boletín enviado
Ya estás suscrito al boletín
Error al enviar el boletín
Tienes que indicar que no eres un robot
BOLETÍN DE LA CÁMARA