Se prevé que el crecimiento económico se desacelere hasta el 2,8% en 2023

El crecimiento de la economía española continuará desacelerándose en los próximos meses. Según la primera estimación realizada por la Cámara de Comercio de España, el PIB aumentará un 2,8% en 2023, frente al 4,3% previsto para este ejercicio.

 

La explicación de esta ralentización se encuentra, por un lado, en el menor vigor de la inversión en bienes de equipo – cuyo incrementó será la mitad que este año- y, por otro, en el menor dinamismo del sector exterior. En el primer caso, la anunciada subida de los tipos de interés y la incertidumbre asociada al actual entorno económico podrían frenar las decisiones de inversión empresarial; en el segundo, el menor crecimiento de la economía mundial debilitará la demanda internacional lo que repercutirá en un menor avance de las exportaciones españolas.

 

El crecimiento de la economía en 2023 se basará sobre todo en la demanda interna que aportará 2,5 puntos porcentuales al crecimiento del PIB. El avance tanto del consumo privado como del público se situará en niveles similares a los previstos para este ejercicio, un 2% y un 0,7%, respectivamente.

 

Sin embargo, la formación bruta de capital fijo será menos robusta, con un aumento esperado del 2,7%, frente al 4,5% previsto para este año, debido al menor crecimiento de la inversión en bienes de equipo, que será la mitad que el estimado para 2022: un 5,3% en 2023 frente al 10,6% de 2022. La inversión en construcción mantendrá una tasa de aumento en el entorno del 1,2%.

 

En esta primera aproximación al comportamiento de la economía española en 2023, el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de España anticipa un menor dinamismo en el sector exterior: las exportaciones aumentarán un 4,5% frente al 11,5% estimado para el actual ejercicio, mientras que las importaciones se incrementarán un 4,4% en lugar del 6,8% previsto para este año.

 

Por lo que se refiere a la inflación, se espera una moderación significativa de la misma en 2023, que llevará a un crecimiento medio del IPC del 3,3% en el conjunto del ejercicio frente al 7,6% previsto para 2022. Igualmente, el IPC subyacente bajará del 4,1% al 3%.

 

En consonancia con el menor ritmo de crecimiento económico, se espera también una ralentización en la creación de puestos de trabajo. El empleo aumentará un 1,9% en 2023 frente al 3,2% previsto para este año, lo que supondrá la creación de unos 354 mil puestos de trabajo adicionales. La tasa de paro se reducirá cinco décimas, hasta situarse en el 13,4% de media anual en 2023.

 

En cuanto al déficit público, se prevé una reducción de cuatro décimas hasta el 5,5% del PIB.

Fondo Europeo de Desarrollo Regional

Una manera de hacer Europa

Empleo juvenil
Eu - Web
FSE

Boletín de la Cámara

Si quieres suscribirte a nuestro boletín déjanos tus datos:


Debes aceptar la política de privacidad
Enviando
Boletín enviado
Ya estás suscrito al boletín
Error al enviar el boletín
Tienes que indicar que no eres un robot
BOLETÍN DE LA CÁMARA